fbpx

Beneficios de los omega-3 en animales

Categoría: Nutrición Veterinaria

BENEFICIOS DE LOS OMEGA-3 EN ANIMALES

¿Qué son los ácidos grasos poliinsaturados omega-3 (AGPI-ω3)?

Al igual que para los humanos, los AGPI-ω3 son esenciales para los animales y deben ser incorporados necesariamente en su alimentación para asegurar un correcto funcionamiento de su organismo. Dentro de los omega-3 se considera esencial el ácido graso α-linolénico (18:3) que actúa como precursor de toda la serie ω3.

Omega-3: pescado azul (atún, salmón), algas, semillas de lino, pipa de calabaza y chía.


figura1

Los animales presentan enzimas elongasas y desaturasas que les permiten obtener AGPI de cadena más larga. Los más relevantes son el EPA y el DHA que, aunque no son esenciales, su bajo rendimiento de conversión ha potenciado que sean considerados como tales. (1) Estos ácidos forman parte de los fosfolípidos de membrana y presentan efectos funcionales y metabólicos. Por un lado, aumentan la permeabilidad de la membrana celular ofreciendo más elasticidad y plasticidad a las células, lo que se traduce en una mayor entrada de O2 y nutrientes y salida de deshechos. Por otro lado, no solo actúan como precursores en la síntesis de eicosanoides y docosanoides sino que además regulan la expresión de diversos genes implicados en el control de los procesos inflamatorios, las funciones cognitivas, la homeostasis vascular y de la agregación plaquetaria. También se les atribuyen efectos favorables sobre el perfil lipídico y propiedades hipotensoras. (2)

Una ingesta adecuada de ácidos grasos omega-3 ayuda a preservar la salus de nuestras mascotas y evita el desarrollo de enfermedades.

ÍNDICE OMEGA 3

El índice Omega-3 es una excelente herramienta para determinar el riesgo que presentan nuestras mascotas de padecer enfermedades cardiovasculares y cerebrales. Evalúa la presencia de EPA y DHA aportados tanto a través de la alimentación como a través de su síntesis endógena.

Dicho índice calcula el porcentaje que constituyen el EPA y el DHA respecto al total de ácidos grasos presentes en la membrana de los glóbulos rojos. Un índice bajo de omega-3 se correlaciona con un incremento del riesgo de padecer un evento cardiovascular o cerebrovascular. En animales, al igual que en humanos, se considera un nivel aceptable a partir de 6-7% y optimo más del 8%. (3)


figura2

Elevado riesgo de sufrir un episodio cardiovascular o cerebrovascular.

Riesgo muy aumentado de padecer enfermedades neurodegenerativas.

Riesgo significativamente aumentado de sufrir accidentes cardiovasculares o cerebrovasculares.

Cierto riesgo de padecer enfermedades degenerativas cerebrales.

Muy baja predisposición a sufrir un episodio cardiovascular o cerebrovascular

Muy baja probabilidad de padecer enfermedades neurodegenerativas.

¿Cómo puedo aumentar el índice omega-3 de mi mascota?

Dietas altas en omega-6 influyen negativamente en el metabolismo de los ácidos omega-3, ya que las enzimas elongasas y desaturasas implicadas en las rutas metabólicas de los omega-3 y 6 son comunes y competitivas. Cuando hay más sustrato de tipo omega 6 que 3, se reduce considerablemente la conversión del ácido α-linolénico (ALA) a sus derivados EPA y DHA, aumentando la síntesis de ácido araquidónico (AA) y por ende la respuesta inflamatoria.

Para un correcto estado de salud, la proporción omega-6:omega-3 debería ser en torno al 4:1, pero lamentablemente el nuevo estilo de vida ha hecho cambiar los hábitos alimenticios y se consume menos materia prima y más alimentos procesados. En concreto y para los humanos la proporción Omega 6/Omega 3 en la dieta occidental está entorno al 15:1. En el caso de las mascotas y dependiendo de la calidad del pienso este desequilibrio es aún mayor, siendo la causa de muchas enfermedades relacionadas con la respuesta inmunitaria y la inflamación. (4)

Dado que el DHA es extremadamente raro en la dieta de nuestras mascotas, suplementar con DHA resulta necesario para mantener elevado el índice omega 3 y prevenir muchas enfermedades relacionadas con la piel, la visión, el corazón y el cerebro. Aunque cualquier animal puede beneficiarse de las bondades que ofrece el DHA independientemente de la edad, el tamaño y la raza existen ciertos grupos con mayor necesidad como son los cachorros, las hembras gestantes, los animales de avanzada edad o con carencias nutricionales y los de talla grande.

Aplicaciones del índice omega-3 (5)

El DHA se acumula y se concentra en tres órganos diana: cerebro, retina, y gónadas.

  • Disminuir el riesgo de arritmias y problemas cardiovasculares.
  • Modular los procesos inflamatorios.
  • Mejora de la función cognitiva.
  • Ayuda a reducir el prurito, mejorando la salud de la piel.
  • Restaurar el brillo del pelo y la piel, reduciendo considerablemente la caída.
  • Protección frente al deterioro visual durante el envejecimiento.
  • Reducir el dolor y la inflamación en patologías articulares.
  • Control de la presión arterial.
  • Mejorar la fertilidad de machos y hembras.
  • Desarrollar la función cognitiva y la salud ocular de los fetos durante la gestación.

¿Qué suplemento de omega-3 puedo darle a mi mascota?

No todos los Omega-3 son iguales por lo que a la hora de elegir hay que tener en cuenta la fuente de donde procede, la concentración de DHA respecto a EPA y el método de extracción y purificación (libre de tóxicos).
Además de esto, debemos de tener en cuenta que debe ser de uso exclusivo para animales ya que los controles de calidad no son los mismos que en humana.

A pesar de que el EPA se encuentra en mayor medida de manera habitual,estudios clínicos indican que administrar DHA puro aporta un mayor % de omega 3 al organismo que administrar conjuntamente una mezcla de EPA+DHA (3:2). (6) Por lo tanto, EPA actúa inhibiendo la absorción y la biodisponibilidad de DHA en el organismo. Por otra parte, el DHA disminuye en mayor medida que el EPA el nivel de triglicéridos en sangre, (7) favoreciendo la circulación y evitando la agregación plaquetaria y la formación de trombos.

Por otra parte, el DHA genera protectinas y resolvinas de la serie de D, como es el caso de la NPD1, cuya capacidad antiinflamatoria es significativamente superior a las de las resolvinas de la serie E derivadas del EPA. Por todo ello, se concluye que el DHA presenta una mayor capacidad cardioprotectora que el EPA y el DHA cuando se administran conjuntamente.

Laboratorios Méderi Veterinaria ,dispone de un DHA de elevada pureza (76% mín. DHA, 5% máx. EPA), obtenido mediante tecnología de CO2 supercrítico, libre de ácido fitánico, con una altísima biodisponibilidad y seguridad, que garantiza la absorción necesaria y diaria de omega 3 en el organismo. Además, DHA PET FACTOR está disponible en dos formatos, lo que nos permite ajustar la dosis según las necesidades y peso de nuestra mascota.

Referencias:

  1. Aterburn-LM et al. Distribution, interconversion, and dose response of n-3 fatty acids in humans. Am J Clin Nutr, 2006; 83 (suppl):1467S-76S.
  2. John H. Lee.et al. Omega-3 Fatty Acids for Cardioprotection. Mayo Clin Proc. 2008, 83 (3), 324-332.
  3. Harris WS. Omega-3 fatty acids and cardiovascular disease: A case for omega-3 index as a new risk factor. Pharmacological Research, 2007; 55: 217-223.
  4. Simopoulos AP. The importance of the ratio of omega-6/omega-3 essential fatty acids. Biomed. Pharmacother. 2002; 56(8):365-379.
  5. A) Martine L Ziener et al. A treatment study of canine symmetrical onychomadesis (symmetrical lupoid onychodystrophy) comparing fish oil and cyclosporine supplementation in addition to a diet rich in omega-3 fatty acids. Acta Vet Scand. 2014; 56(1):66.
    B) Saevik BK et al. A randomized, controlled study to evaluate the steroid sparing effect of essential fatty acid supplementation in the treatment of canine atopic dermatitis. Vet Dermatol. 2004; 15(3):137-45.
    C) Freeman LM et al. Nutritional alterations and the effect of fish oil supplementation in dogs with heart failure. J Vet Intern Med. 1998;12(6):440-8.
    D) Roush JK et al. Evaluation of the effects of dietary supplementation with fish oil omega-3 fatty acids on weight bearing in dogs with osteoarthritis. J Am Vet Med Assoc. 2010;236(1):67-73.
    E) Dayanne da Silva Borges Betiati et al. Effects of omega-3 fatty acids on regulatory T cells in hematologic neoplasms. Rev Bras Hematol Hemoter. 2013; 35(2): 119–125.
  6. Allairea, J. et al. Supplementation with high-dose docosahexaenoic acid increases the Omega-3 Index more than high-dose eicosapentaenoic acid. Prostaglandins, Leukot, Essent. Fatty Acids, 2017, 120, 8–14.
  7. Innes J.K. et al. The Differential Effects of Eicosapentaenoic Acid and Docosahexaenoic Acid on Cardiometabolic Risk Factors: A Systematic Review. Int. J. Mol. Sci. 2018, 19, 532-524.
Laboratorios Méderi Veterinaria logo-méderi-veterinaria


Escrito por Nuria Roda,
Doctora en Química Orgánica.

Compartir esta publicación

×