Mantener buenos niveles de colesterol de forma natural. Méderi

Categoría: Cardiovascular, Corazón, Energía y bienestar mental, Estrés, Nutrición Integrativa

DESCUBRE COMO MANTENER A RAYA TU COLESTEROL DE MANERA NATURAL

Víctor Blasco, doctor en Química. Especialista en Química Médica.

En las últimas décadas, ha crecido el interés de la comunidad científica por una molécula fundamental que es objeto de una gran controversia. Esta no es otra que el colesterol, la cual suscita curiosidad y preocupación a partes iguales.

En términos sencillos, el colesterol es un lípido esencial para la vida que desempeña multitud de funciones en nuestro organismo. Es conocido principalmente por su papel en el mantenimiento de la estructura celular, ya que forma parte de las membranas plasmáticas y contribuye a la fluidez de las mismas. No obstante, también participa en la síntesis de hormonas, tanto sexuales como aquellas relacionadas con el estrés, en el metabolismo de la vitamina D, y en la producción de ácidos biliares, entre otros.1

Esta sustancia se sintetiza de manera endógena en el hígado, aunque también puede obtenerse a partir de alimentos de origen animal como carnes, huevos y productos lácteos. Se dispone en el torrente sanguíneo y circula unido a ciertas lipoproteínas conocidas popularmente como las HDL (High Density Lipoprotein) y las LDL (Low Density Lipoprotein). Mientras que las LDL, conocidas vulgarmente como “colesterol malo”, se encargan de transportar esta molécula desde el hígado a los tejidos, las HDL, conocidas como “colesterol bueno”, son las encargadas de recoger el colesterol sobrante y trasladarlo al hígado para su metabolismo.2

El problema surge cuando se produce un desequilibrio importante entre ambos, lo que puede ocasionar graves problemas de salud. Si existen niveles elevados de LDL, el colesterol puede depositarse en las paredes de las arterias originando lo que se conoce como placas de ateroma. Estas van aumentando de grosor, lo que da mayor rigidez a los vasos sanguíneos y puede generar la obstrucción de los mismos, suceso conocido como ateroesclerosis. Este fenómeno es una de las causas principales de desarrollo de enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares significativas.2,3 Por su parte, las HDL, al circular a través del torrente sanguíneo, son capaces de recoger el colesterol “malo”, transportarlo al hígado y evitar así su acumulación en el organismo.

Todo esto pone en evidencia la necesidad de mantener unos niveles adecuados de colesterol en sangre, lo que repercutirá directamente en el buen funcionamiento de nuestro corazón. Para ello existen diversas estrategias como llevar una dieta equilibrada, realizar ejercicio físico de manera habitual y el uso de fármacos que, aunque efectivos, pueden ocasionar efectos secundarios adversos si se toman durante largos periodos de tiempo.4

Afortunadamente, existen diversas alternativas naturales que pueden ayudarnos a regular y reducir los niveles de colesterol de manera eficaz, al tiempo que evitan los indeseados efectos secundarios de los fármacos. Entre estos productos encontramos la levadura roja de arroz, la berberina, el guggul, la coenzima Q10, así como ciertas vitaminas y minerales que detallaremos a continuación.

En primer lugar, la levadura roja de arroz es un ingrediente natural con propiedades hipolipemiantes contrastadas. Sus enormes beneficios provienen de uno de sus compuestos activos, la monacolina K, la cual presenta una estructura y un comportamiento similar al de las estatinas, pero sin los indeseados efectos secundarios de éstas. En concreto, la EFSA (European Food Safety Authority) recomienda un aporte de 10 mg diarios de monacolina K para mantener unos niveles normales de colesterol en sangre, siendo capaz de reducir tanto los niveles de colesterol total, como de LDL en el torrente sanguíneo.5

Otra de las sustancias con mayor potencial para el tratamiento de este tipo de trastornos es la berberina (Berberis aristata). Se trata de un alcaloide reconocido por la EFSA que ayuda a reducir los niveles de colesterol total, de triglicéridos y de LDL, al tiempo que aumenta significativamente la concentración de lipoproteínas HDL en sangre. Esto se debe a que inhibe parcialmente la síntesis endógena de colesterol 6 y es capaz de reducir de manera notable la cantidad de LDL (“colesterol malo”) que circula por el torrente sanguíneo.7 Por lo tanto, contribuye a mantener el colesterol en unos niveles normales.

Otro de los productos naturales que es necesario destacar es el guggul (Commiphora mukul). Se trata de una resina oleosa proveniente del árbol de la mirra que resalta por sus enromes beneficios hipolipemiantes. Participa en la regulación del metabolismo del colesterol en el hígado y en su absorción en el intestino, de forma que ayuda a mantener unos niveles saludables de esta molécula en nuestro organismo. Sus principios activos más reseñables son las guggulsteronas y los cembranoides.8

Por su parte, la Coenzima Q10 destaca por su elevado poder antioxidante, siendo capaz de reducir, en parte, la oxidación del colesterol en el interior del organismo, uno de los factores que contribuye a la formación de placas de ateroma.9 No obstante, esta molécula es importante sobre todo para aquellas personas que están en tratamiento con estatinas, ya que estos fármacos inhiben la ruta biológica por la que se sintetiza tanto el colesterol como la Coenzima Q10. Así, al suministrar este aporte extra de Q10, estamos preservando la energía que nuestros músculos necesitan y al mismo tiempo, evitamos la aparición de calambres y dolores musculares asociados al déficit de esta sustancia.10

Por último, es necesario mencionar la importancia de ciertas vitaminas como la Niacina (Vitamina B3), la cual, si se consume en dosis elevadas, es capaz de reducir de manera drástica los niveles de la lipoproteína LDL, así como de triglicéridos en sangre.11 Además, también existe evidencia científica de que esta sustancia puede evitar el catabolismo de la lipoproteína HDL, aumentando su biodisponibilidad en el organismo. Un efecto similar parece que producen algunos metales como el Cromo.12 Sin embargo, todavía sería necesario llevar a cabo un mayor número de estudios para confirmar su actividad y su mecanismo de acción.

Además de estos, existe otro gran número de productos naturales que también pueden resultar beneficiosos para el tratamiento de este tipo de trastornos relacionados con el colesterol. Entre estos destacan los polifenoles derivados del Olivo (Olea europaea L.),13 algunas bacterias probióticas como el Lactobacillus reuteri, 14 o el policosanol derivado de la caña de azúcar (S. officinarum).15 Todos ellos son capaces de reducir los niveles de colesterol en el organismo, mejorando y fortaleciendo nuestra salud cardiovascular.

En definitiva, se conocen multitud de sustancias naturales que pueden desempeñar un papel esencial en el cuidado de nuestra salud y de nuestro bienestar. Para el caso que nos ocupa, disponemos de una serie de poderosos aliados que nos permitirán mantener unos niveles normales de colesterol en el organismo, lo que se traducirá en un mayor cuidado y protección de nuestro corazón. No obstante, también será necesario compaginar el consumo de estos alimentos con una dieta equilibrada y con ejercicio físico, factores indispensables para poder llevar un estilo de vida saludable. De esta manera, seremos capaces de proteger nuestro cuerpo contra todas aquellas afecciones cardiovasculares que, de manera silenciosa, podrían amenazar nuestro bienestar y nuestra calidad de vida.

BIBLIOGRAFIA

[1] Maldonado Saavedra, Octavio et al. Colesterol: Función biológica e implicaciones médicas. Rev. Mex. Cienc. Farm.  2012, 43 (2), 7-22.

[2] Philip Barter, The role of HDL-cholesterol in preventing atherosclerotic disease, European Heart Journal Supplements, 2005, 7 (F) 2005, F4–F8.

[3] Pedro-Botet J, Pintó X. LDL-cholesterol: The lower the better. Clin. Invest. Arterioscler. 2019, 31 (2), 16-27.

[4] Pinal-Fernandez I. et al. Statins: pros and cons. Med. Clin. (Barc). 2018, 150 (10), 398-402.

[5] Cicero A.F.G, Fogacci F., Banach M. Red Yeast Rice for Hypercholesterolemia. Methodist Debakey Cardiovasc J. 2019, 15 (3), 192-199.

Huang CH. et al. Monacolin K affects lipid metabolism through SIRT1/AMPK pathway in HepG2 cells. Arch. Pharm. Res. 2013, 36 (12), 1541-1551.

[6] Wu N, Sarna L.K, Siow Y.L, O K. Regulation of hepatic cholesterol biosynthesis by berberine during hyperhomocysteinemia. Am. J. Physiol. Regul. Integr. Comp. Physiol. 2011, 300 (3), R635-643.

[7] Kong W. et al. Berberine is a novel cholesterol-lowering drug working through a unique mechanism distinct from statins. Nat. Med. 2004, 10 (12), 1344-1351.

[8] Yu B.Z, Kaimal R. et al. Effect of guggulsterone and cembranoids of Commiphora mukul on pancreatic phospholipase A (2): role in hypocholesterolemia. J. Nat. Prod. 2009, 72 (1), 24-28.

[9] Langsjoen P.H, Langsjoen A.M. Overview of the use of CoQ10 in cardiovascular disease. Biofactors. 1999, 9 (2-4), 273-284.

[10] Caso, G., Kelly, P., McNurlan, M. A., Lawson, W. E. Effect of coenzyme q10 on myopathic symptoms in patients treated with statins. The American journal of cardiology, 2007, 99 (10), 1409-1412.

[11] MacKay D, Hathcock J, Guarneri E. Niacin: chemical forms, bioavailability, and health effects. Nutr. Rev. 2012, 70 (6), 357-366.

[12] Abraham A.S, Brooks B.A, Eylath U. The effects of chromium supplementation on serum glucose and lipids in patients with and without non-insulin-dependent diabetes. Metabolism. 1992, 41 (7), 768-771.

[13] Covas M.I. Et al. EUROLIVE Study Group. The effect of polyphenols in olive oil on heart disease risk factors: a randomized trial. Ann. Intern. Med. 2006, 145 (5), 333-341.

[14] https://www.archivosdemedicina.com/medicina-de-familia/uso-de-probioacuteticos-para-el-control-de-la-hipercolesterolemia.pdf.

[15] Nam D.E, Yun J.M, Kim D, Kim O.K. Policosanol Attenuates Cholesterol Synthesis via AMPK Activation in Hypercholesterolemic Rats. J. Med. Food. 2019, 22 (11), 1110-1117.

Compartir esta publicación

×