Ingredientes naturales contra la gripe. Méderi

Categoría: Inmuno, Nutrición Integrativa

REFUERZA TU SALUD DURANTE LA ÉPOCA DE RESFRIADOS: EL PODER TERAPÉUTICO DE LOS PRODUCTOS NATURALES

Víctor Blasco, doctor en Química. Especialista en Química Médica.

En esta época del año, durante la transición de la calidez del verano al frescor del otoño y, de éste, a la aspereza del invierno, nuestros cuerpos se enfrentan a un desafío constante: da comienzo la temporada de resfriados y gripes. La bajada de temperaturas y la humedad característica de estas estaciones no solo trae consigo la tan esperada moda invernal, sino también una mayor propensión a infecciones respiratorias que aguardan impacientes tras cada estornudo y tras cada carraspeo.

Las infecciones respiratorias, desde el conocido como resfriado común hasta la temida gripe, son causadas principalmente por virus y bacterias que prosperan en ambientes y climas gélidos. En la mayoría de casos, estas infecciones afectan a las vías respiratorias altas (nariz, oídos, garganta, etc.) produciendo síntomas leves que desaparecen a las pocas semanas. Sin embargo, en algunos casos, cuando el sistema inmune no se halla en óptimas condiciones, la infección puede bajar a los pulmones, ocasionando graves problemas de salud, como es el caso de las neumonías. Los principales síntomas son malestar general, tos, dolor de cabeza, fiebre, dolor de garganta, secreción nasal, expectoración y dificultad para respirar.

En relación a esto, uno de los factores que favorece la aparición de este tipo de enfermedades es el debilitamiento de nuestro sistema inmunológico, el cual se ve especialmente amenazado durante estas épocas del año. Dado que los días se van acortando, se produce una disminución considerable de la exposición solar, lo que conduce a niveles más bajos de vitamina D, un nutriente esencial que ayuda a mantener un sistema inmunológico fuerte. Además, el descenso de las temperaturas puede ralentizar la respuesta inmune, dejándonos más expuestos a los ataques externos. Por tanto, mantener un sistema inmunológico robusto se convierte así en una prioridad para enfrentar la embestida invernal, ya que, además de reducir la probabilidad de contraer este tipo de infecciones, también ayuda a combatirlas de manera más eficaz.

Así mismo, la tendencia a agruparnos en lugares cerrados para hacer frente al frío, y la escasa ventilación son otros factores que contribuyen a que estos virus puedan propagarse, favoreciendo el contagio entre los individuos.

En este contexto, es crucial explorar diferentes tratamientos que fortalezcan nuestras defensas internas. Mientras que los enfoques convencionales incluyen medicamentos y vacunas, cada vez más personas buscan soluciones integrales que sean plenamente naturales.

En el transcurso de esta búsqueda nos damos cuenta de que existen ciertos productos naturales que pueden desempeñar un papel vital en el fortalecimiento de nuestro sistema inmunológico, y en la prevención y en el tratamiento de aquellos procesos catarrales, gripales e infecciones respiratorias que abundan durante esta temporada.

En primer lugar, es necesario mencionar la importancia de algunos hongos como el Chaga (Inonotus obliquus) o el Champiñón del sol (Agaricus blazei Murrill), los cuales ayudan a prevenir la aparición de estos procesos gripales, al tiempo que alivian los síntomas asociados a ellos. Por un lado, el Chaga presenta propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, antimicrobianas e inmunoestimulantes que lo convierten en un aliado imprescindible para reforzar nuestro sistema inmune y para combatir los procesos inflamatorios, en concreto aquellos asociados a las vías respiratorias.1 Además, muestra actividad antiviral contra ciertas cepas del virus de la gripe, como la gripe A y la B.2 Por su parte, el Champiñón del sol presenta un amplio espectro de actividades biológicas entre las que se encuentran propiedades inmunomoduladoras y antivirales.3 Así, este hongo contribuye al funcionamiento normal del sistema inmunitario y prepara a nuestras defensas para hacer frente a cualquier amenaza que pudiera surgir.4

Por otro lado, existen ciertos extractos de plantas que además de potenciar la acción inmunitaria, también estimulan la función respiratoria. Entre estos es posible destacar los extractos de Saúco (sambucus nigra), de Jara Canosa (cistus incanus) y de Drosera rotundifolia.

En lo que se refiere al Saúco, se han descubierto recientemente ciertas propiedades antivirales y antimicrobianas que han potenciado el uso de esta planta para tratar los síntomas derivados del resfriado común, como son la tos, la fiebre, la congestión nasal y la secreción mucosa, entre otros. Además, numerosos estudios demuestran su eficacia in vitro contra al menos 10 cepas distintas del virus de la gripe.5

Por otro lado, la Jara Canosa se ha empleado desde la antigüedad como un remedio natural para el tratamiento del resfriado común y de la gripe. Esto se debe a que presenta propiedades inmunoestimuladoras que actúan reduciendo la duración y los síntomas de los procesos virales.6 Además, se le atribuyen también propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, antimicrobianas y antivirales que ayudan a eliminar las toxinas del organismo y dificultan la propagación de la infección.7

Por último, la Drosera rotundifolia es una planta carnívora que se ha empleado durante siglos como un potente agente antitusivo, antiespasmódico y antiasmático, para el tratamiento de la mayoría de enfermedades respiratorias. Esto, unido a sus propiedades antivirales y antimicrobianas lo convierten en un excelente remedio para mantener una salud bronquial óptima.8 Además, ayuda a calmar la tos seca e irritativa, descongestiona las vías respiratorias y actúa como analgésico en casos de irritación de garganta, faringe y cuerdas vocales.

Finalmente es necesario destacar la importancia de disponer de unos niveles adecuados de vitaminas A y C en el organismo. Gracias a sus propiedades antioxidantes e inmunoestimuladoras, resultan imprescindibles para el mantenimiento adecuado de la salud bronquial, contribuyendo a reducir la duración y la gravedad de los síntomas asociados a estas patologías.9, 10

Antes de terminar, es necesario hacer hincapié en la capacidad terapéutica de ciertos aceites esenciales, los cuales pueden actuar directamente sobre los síntomas asociados a este tipo de infecciones respiratorias e incluso, reforzar la inmunidad.11 Algunos de los aceites exhiben propiedades antivirales, expectorantes y mucolíticas, que ayudan a promover la salud del sistema respiratorio, eliminan la mucosidad del organismo y estimulan el sistema inmune, entre otros. Entre estos se encuentran los aceites esenciales de eucalipto, ravintsara, pino silvestre, orégano, anís estrellado y limón.12

En definitiva, las infecciones respiratorias son una de las causas más frecuentes de atención médica en la actualidad, y en los últimos años han ido cobrado una mayor relevancia debido a la repercusión que ha tenido la expansión del coronavirus a nivel mundial. A excepción de la gripe, no existen vacunas eficaces contra la mayoría de virus respiratorios, por lo que nuestro mejor aliado es la prevención. Aunque existen algunos fármacos capaces de paliar los síntomas y de frenar el avance de la infección, cada día son más las personas que optan por alternativas naturales que ofrecen una perspectiva más integral, y son capaces de fortalecer nuestras defensas y preparar a nuestro organismo para hacer frente a este tipo de patologías de manera eficaz. Así, ya estaremos listos para hacer frente al invierno con salud y bienestar.

BIBLIOGRAFÍA

[1] A) Illana-Esteban, C. Medicinal interest of “chaga” (Inonotus obliquus). Bol. Soc. Micol. 2011, 35, 175-185.B) Shashkina M.Y. et al. Chemical and medicobiological properties of chaga (review). Pharm. Chem. J. 2006, 40, 560-568.

[2] Kahlos, K. Prueba preliminar de actividad antiviral de dos cepas de Inonotus obliquusFitoterapia. 1996, 67, 344–347.

[3] Chunchao Han et al. The Medicinal Values of Culinary-Medicinal Royal Sun Mushroom (Agaricus blazei Murrill). Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine 2013, 1-6.

[4] L. C. Faccin et al., Antiviral activity of aqueous and ethanol extracts and of an isolated polysaccharide from Agaricus brasiliensis against poliovirus type 1, Letters in Applied Microbiology, 2007; 45 (1), 24–28.

[5] A) Evelin Tiralongo et al. Elderberry Supplementation Reduces Cold Duration and Symptoms in Air-Travellers: A Randomized, Double-Blind Placebo-Controlled Clinical Trial. Nutrients, 2016; 8, 182. B) Shahsavandi, S., Ebrahimi, M. M., Farahani, A. H. Interfering with lipid raft association: A mechanism to control influenza virus infection by Sambucus nigra. Iranian Journal of Pharmaceutical Research: IJPR, 2017, 16 (3), 1147.

[6] Ulrich Kalus et al. Cistus incanus (CYSTUS052) for treating patients with infection of the upper respiratory tract. A prospective, randomised, placebo-controlled clinical study. Antiviral Research, 2009, 84 (3), 267–271.

[7] Vanya Dimcheva. Cistus incanus from Strandja Mountain as a Source of Bioactive Antioxidants. Plants, 2018; 7 (1), 8.

[8] Dominika Durechova et al. antibacterial activity of drosera rotundifolia l. against gram-positive and gramnegative bacteria. J Microbiol. Biotech. Food Sci, 2016; 5, 20-22.

[9] Kim CH. Roles of retinoic acid in induction of immunity and immune tolerance. Endocr. Metab. Immune Disord Drug Targets. 2008, 8 (4), 289–294.

[10] Anitra C. Carr. et al. Vitamin C and Immune Function. Nutrients, 2017, 9 (11), 1211.

[11] Brochot, A., Guilbot, A., Haddioui, L., Roques, C. Antibacterial, antifungal, and antiviral effects of three essential oil blends. Microbiologyopen, 2017, 6 (4), e00459.

[12] A) Yimer E.M, et al. Nigella sativa L. (Black Cumin): A Promising Natural Remedy for Wide Range of Illnesses. Evid. Based Complement. Alterna.t Med. 2019, 1528635. B) Claudio Cermelli et al. Effect of Eucalyptus Essential Oil on Respiratory Bacteria and Viruses. Curr. Microbiol. 2008, 56, 89–92. C) Oniga I, et al. Origanum vulgare ssp. vulgare: Chemical Composition and Biological Studies. Molecules. 2018, 23 (8), 2077. D) Benmalek Y. et al. Anti-microbial and anti-oxidant activities of Illicium verum, Crataegus oxyacantha ssp monogyna and Allium cepa red and white varieties. Bioengineered. 2013, 4 (4), 244-248. E) Dosoky N.S, et al. Biological Activities and Safety of Citrus spp. Essential Oils. Int J Mol Sci. 2018, 19 (7), 1966.

Compartir esta publicación

×