Micoterapia: el poder y versatilidad de los hongos medicinales


Micoterapia: el poder y versatilidad de los hongos medicinales

Dra. Nuria Roda; Alberto Tejero.

La Micoterapia se define como la aplicación de hongos medicinales ricos en biomoléculas activas en beneficio de la salud, el bienestar y la calidad de vida de las personas. Esta terapia puede ayudar a complementar de forma natural tratamientos integrativos y rutinas saludables.

La sinergia de los principios activos de una mezcla de 5 hongos otorga un importante papel en la protección del sistema inmunitario.

La Micoterapia se define como la aplicación de hongos medicinales ricos en biomoléculas activas en beneficio de la salud, el bienestar y la calidad de vida de las personas. Algunos de los fármacos más conocidos tienen origen en el reino de los hongos, como es el caso de la penicilina. Dejando a un lado este tipo de fármacos, también se puede optar por preparados a partir de varias especies para contar con sus sinergias específicas, de esta forma la Micoterapia puede ayudar a complementar de forma natural tratamientos integrativos y rutinas saludables.

A continuación, se hablarán de dichos beneficios para algunos de estos hongos:

Extracto orgánico de Ganoderma: El Reishi (Ganoderma lucidum) es conocido en Asia y por la medicina tradicional china como un símbolo de longevidad y felicidad. Por ello, esta cultura lo considera ‘el rey de los hongos medicinales’ por su forma y color que recuerda a un coral. Entre los compuestos bioactivos que posee destacarían polisacáridos como los beta-glucanos, los terpenos (especialmente los triterpenos), esteroles (ergosterol o provitamina D), ácidos grasos insaturados, aminoácidos esenciales, varias vitaminas (destacando el grupo B) y minerales.

Gracias a sus polisacáridos y triterpenoides ayuda a reducir el daño oxidativo por lo que se puede utilizar como antioxidante y protección de los islotes del páncreas (efecto antidiabético), así como propiedades inmunomoduladoras que potencian la acción de las células presentadoras de antígenos, el sistema fagocítico mononuclear y la inmunidad humoral y celular.1,2 También se ha informado de su efecto antiviral ya que los triterpenoides de este hongo inhiben varias enzimas, como por ejemplo la neuraminidasa. Además, se les han atribuido efectos hepatoprotectores. Los mecanismos de protección hepática del Reishi varían según las enfermedades. Como ejemplo, la administración de extracto de Ganoderma (10 g/kg) durante 8 días, aminoró significativamente la inflamación provocada por fármacos hepatotóxicos.1 Finalmente, el Ganoderma también interviene en el sistema nervioso central (cuerpo pineal, núcleo de la amígdala, corteza prefrontal y cerebelo) y periférico (corazón, glándula tiroides e hígado) lo que permite mejorar el insomnio y la salud emocional.3

Extracto orgánico de Champiñón del sol: El Agaricus blazei Murrill, más conocido como champiñón del sol, es un hongo originario de Brasil que recibió este nombre por su descubridor y que está ganando popularidad en el campo de la medicina integrativa debido a sus propiedades farmacológicas. Presenta un amplio espectro de actividades biológicas y ha resultado útil como tratamiento complementario para el cáncer, hepatitis crónica, diabetes, aterosclerosis, hipercolesterolemia, etc.4 Contiene una serie de componentes bioactivos: polisacáridos, proteínas, lectinas, aminoácidos, vitaminas y esteroles. Muchos de estos son moduladores de la respuesta inmune y activan nuestros mecanismos de defensa. Por ejemplo, se sabe que los polisacáridos presentes en este hongo tienen efectos anticancerígenos, antivirales e inmunomoduladores.5,6 Además, contiene β-glucanos y oligosacáridos hidrolizados enzimáticamente, los cuales muestran actividades antihiperglucemiantes, antihipertrigliceridémicas y antiarterioscleróticas.7 Además se sabe que los β-glucanos presenten del champiñón del sol también contribuyen a la respuesta inmunitaria normal y ayudan a tener las defensas en óptimas condiciones.

Extracto orgánico de Cordyceps: El Cordyceps sinensis se le conoce también como el hongo-oruga por su forma peculiar y origen parasitario. Es un hongo conocido por sus propiedades hepatoprotectoras, como tónico energético y a nivel genitourinario, inmunitario y respiratorio.  Es rico en biomoléculas naturales como beta-glucanos, ergosterol o provitamina D, aminoácidos esenciales, ácido linoleico y linolénico y vitaminas y minerales. Destaca su contenido en cordicepina y, junto al ácido cordicépico y la adenosina que contiene, lo convierten en un potente cóctel para evitar el cansancio y de ahí su aplicación en el deporte y el desarrollo muscular.8

Su contribución a la función hepática es conocida durante siglos por la medicina ayurvédica. Estudios con Cordyceps demuestran sus beneficios en el tratamiento de la fibrosis hepática, así como agente preventivo de la hipertensión causada en la vena porta que comunica con el hígado, la cual es una complicación común derivada de la cirrosis.9 Se ha demostrado su capacidad de frenar la fibrosis tisular, disminuyendo la inflamación y retardando así el desarrollo de una posible cirrosis. Además, dadas sus propiedades como antioxidante e inmunomodulador parece ser que podría ser empleado como coadyuvante en el tratamiento de la hepatitis B.

En relación al sistema inmunitario, se ha demostrado que la cordicepina es un inmunomodulador potencialmente eficaz, e incluso se usa específicamente para controlar los trastornos autoinmunes, así como para prevenir el rechazo de un órgano después de un trasplante. La administración oral de extracto de C. sinensis mejora la fagocitosis de macrófagos y la actividad de las células NK. Un número cada vez mayor de estudios indica que la cordicepina es un modulador del sistema inmunitario mediante la regulación de la inmunidad innata y adaptativa.10,11

También se ha reportado que la cordicepina resulta eficaz en el asma bronquial ya que previene la inflamación de las vías respiratorias y mejora tanto la eliminación de la mucosidad como la hidratación de la superficie de dichas vías, por lo que podría ser de utilidad en diversos problemas respiratorios, como la EPOC y el asma.11

Extracto orgánico de Chaga: El Chaga (Inonotus obliquus) es un hongo medicinal que en las últimas décadas ha atraído la atención de la comunidad debido a sus propiedades antimicrobianas, antioxidantes, antiinflamatorias, inmunoestimulantes y anticancerígenas.12 Crece en abedules de países fríos del este de Europa, Asia y Norteamérica y la medicina tradicional siberiana lo ha usado durante cientos de años para tratar dolencias estomacales, enfermedades hepáticas, cardiovasculares e incluso tumores. Las propiedades medicinales que exhibe se les atribuyen a los polisacáridos, terpenos, aminoácidos, y beta-glucanos que posee.13

El extracto de Chaga ha demostrado inhibir la acción de las proteasas de virus como el VIH-1, ha mostrado actividad antiviral contra el virus de la hepatitis C e incluso contra dos cepas del virus de la gripe (A y B). 14,15,16 Además, mostró un efecto antiviral contra el virus del herpes simple tipo 1.17 Algunos autores postulan que esta actividad antiviral es debida al contenido de betulina, lupeol y micosteroles presentes en el hongo. Por otra parte, se ha demostrado la capacidad antioxidante del Chaga reduciendo niveles intracelulares de ROS y MDA así como aumentando la actividad de enzimas antioxidantes como la SOD, cuya función es impedir la generación de radicales libres.18 Ciertos estudios demuestran la eficacia de extractos acuosos y fenólicos de Chaga en la reducción de óxido nítrico (NO), así como inhibiendo algunos marcadores de inflamación: IL-1β, IL-6 y TNF-α.19 Otro estudio indica que inhalaciones de extractos de Chaga junto con otras hierbas reduce la inflamación de las vías respiratorias y facilita la respiración.20 En cuanto a sus propiedades inmunoestimulantes y antitumorales, se ha demostrado que los polisacáridos presentes en el Chaga presentan la capacidad de estimular la respuesta inmune al promover la activación de macrófagos a través de las vías de señalización MAPK y NF-κB.21 Existen numerosos estudios in vitro realizados con líneas celulares de cáncer que demuestran que los polisacáridos extraídos del Chaga presentan efectos citotóxicos y apoptóticos.22

Extracto orgánico de Maitake: El Maitake o Grifola frondosa, es un hongo empleado en la medicina tradicional como tónico de la salud por su calidad de adaptógenos. Contiene beta-glucanos, que como ocurre con el resto de hongos mencionados tienen función inmunomoduladora, además de lectinas, enzimas, provitamina D, vitaminas del grupo B y minerales como el magnesio, fósforo y potasio. Por todos estos componentes es especialmente usado en el control de peso, detoxificación e en la mejora de la salud cardiovascular al regular los niveles de colesterol, triglicéridos y la hipertensión.23 En la medicina tradicional asiática se usa para tonificar el conjunto entre bazo, páncreas y estómago. Por esta razón, se ha querido analizar esta acción y algunos estudios han comprobado que tiene efectos antidiabéticos y antinefríticos. En estudio en concreto, se investigó las propiedades hipoglucemiantes, antidiabéticas, nefríticas y antioxidantes de los polisacáridos de G. frondosa en ratas diabéticas. Después de un tratamiento de 4 semanas con 100 mg/kg de metformina y 200 mg/kg de un extracto de G. frondosa las ratas diabéticas aumentaron el peso corporal y suprimieron la glucosa plasmática, lo que indica actividades hipoglucémicas. Además, se relacionaron los polisacáridos de G. frondosa con la modulación de los niveles séricos de factores oxidantes como SOD o catalasa, revelando sus propiedades antioxidantes. La inhibición de las actividades del factor nuclear kappa B en el suero y los riñones también hizo indicar que posee capacidad antinefrítica.24 Acabando con sus propiedades, se ha valorado su aplicación en combinación con los tratamientos convencionales para mejorar la calidad de vida de las personas enfermas ya que potencia el sistema inmunitario mediante la activación y aumento de la eficacia en células NK y linfocitos, el incremento en la expresión de interleuquinas IL-1, IL-2 e IL-12 y el aumento en la producción de NO.25 Incluso a una parte de los polisacáridos que posee la llamada fracción grifón D se le atribuye una potente acción antimetastática e inhibidora del crecimiento tumoral.26

En resumen, la sinergia de los principios activos de esta mezcla de hongos otorga un importante papel en la protección del sistema inmunitario. También se puede utilizar en pacientes convalecientes con procesos consuntivos, degenerativos, infecciosos, en postraumáticos, en el paciente senil y como reconstituyente.

Referencias bibliográficas:

1. Liu, Q., & Tie, L. (2019). Preventive and Therapeutic Effect of Ganoderma (Lingzhi) on Diabetes. Advances in experimental medicine and biology, 1182, 201–215. https://doi.org/10.1007/978-981-32-9421-9_8

2. Ahmad, M. F., et al. (2021). Ganoderma lucidum: A potential source to surmount viral infections through β-glucans immunomodulatory and triterpenoids antiviral properties. International journal of biological macromolecules, 187, 769–779

3. Wang J, et al. (2017). Emerging Roles of Ganoderma Lucidum in Anti-Aging. Aging Dis. 2017;8(6):691-707.

4. Chunchao Han et al. (2013). The Medicinal Values of Culinary-Medicinal Royal Sun Mushroom (Agaricus blazei Murrill). Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine; Volume 2013, Article ID 842619, 6 pages.

5. Liyan Jiang et al. (2018). Low-molecular-weight polysaccharides from Agaricus blazei Murrill modulate the Th1 response in cancer immunity. Oncology Letters, 2018; 15: 3429-3436.

6. C. Faccin et al., (2007). Antiviral activity of aqueous and ethanol extracts and of an isolated polysaccharide from Agaricus brasiliensis against poliovirus type 1, Letters in Applied Microbiology, 2007; 45 (1), 24–28.

7. W. Kim et al. (2005). Anti-diabetic activity of -glucans and their enzymatically hydrolyzed oligosaccharides from Agaricus blazei, Biotechnology Letters, 2005; 27 (7), 483–487.

8. Liu, Y., Wang, J., Wang, W., Zhang, H., Zhang, X. y Han, C. (2015). Los componentes químicos y acciones farmacológicas de Cordyceps sinensis. Medicina alternativa y complementaria basada en la evidencia: eCAM , 2015 , 575063. https://doi.org/10.1155/2015/575063

9. Liu YK, Shen W. (2003). Inhibitive effect of cordyceps sinensis on experimental hepatic fibrosis and its possible mechanism. World J Gastroenterol. 2003 Mar;9(3):529-33.

10. Lin B, Li S. (2011). Cordyceps como una droga herbal. En: Benzie IFF, Wachtel-Galor S, editores. Medicina herbal: aspectos biomoleculares y clínicos. 2ª edición. Boca Ratón (FL): CRC Press/Taylor & Francis; 2011. Capítulo 5. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK92758/

11. Ashraf, SA, Elkhalifa, AEO, Siddiqui, AJ, Patel, M., Awadelkareem, AM, Snoussi, M., Ashraf, MS, Adnan, M. y Hadi, S. (2020). Cordycepin para la salud y el bienestar: un metabolito bioactivo potente de un hongo medicinal Cordyceps entomopatógeno y su potencial nutracéutico y terapéutico. Moléculas (Basilea, Suiza) , 25 (12), 2735. https://doi.org/10.3390/molecules25122735

12. Illana-Esteban, C. Medicinal interest of “chaga” (Inonotus obliquus). Soc. Micol. 2011, Madrid 35: 175-185.

13. Rogers, R. The fungal pharmacy. North Atlantic Books, Berkeley, CA. 2011.

14. Ichimura T. et al. (1998). Inhibition of HIV-1 protease by water-soluble lignin-like substance from an edible mushroom, Fuscoporia obliqua. Biotechnol. Biochem. 1998; 62: 575-577.

15. Shibnev VA et al. (2011). Antiviral Activity of Inonotus Obliquus Fungus Extract towards Infection Caused by Hepatitis C Virus in Cell Cultures. Bull Exp Biol Med. 2011; 151: 612-614.

16. Kahlos, K. (1996). Prueba preliminar de actividad antiviral de dos cepas de Inonotus obliquus. Fitoterapia 1996; 67: 344–347.

17. K Kapp. et al. (2017). Antiviral effect of Inonotus obliquus (Pers.:Fr.) Pilat extract against herpes simplex virus type 1 in vitro. Planta Medica International Open 2017; 4(S 01): S1-S202.

18. Trishna Debnath et al. (2013). Anti-oxidant and anti-inflammatory activities of Inonotus obliquus and germinated brown rice extracts. Molecules, 2013; 18(8):9293-304.

19. Q Van et al. (2009). Anti-inflammatory effect of Inonotus obliquus, Polygala senega L., and Viburnum trilobum in a cell screening assay. J Ethnopharmacol; 2009; 125(3):487-93.

20. Shashkina M.Y. et al. Chemical and medicobiological properties of chaga (review). Chem. J. 2006; 40: 560-568.

21. Dong Pil Won et al. (2011). Immunostimulating activity by polysaccharides isolated from fruiting body of Inonotus obliquus. Mol Cells, 2011; 31(2):165-73.

22. Sung Hak Lee et al. (2009). Antitumor activity of water extract of a mushroom, Inonotus obliquus, against HT-29 human colon cancer cells. Phytother Res. 2009; 23(12):1784-9.

23. Ganesan, K. y Xu, B. (2018). Efectos contra la obesidad de hongos medicinales y comestibles. Moléculas (Basilea, Suiza) , 23 (11), 2880. https://doi.org/10.3390/molecules23112880

24. Kou, L., Du, M., Liu, P., Zhang, B., Zhang, Y., Yang, P., Shang, M., & Wang, X. (2019). Anti-Diabetic and Anti-Nephritic Activities of Grifola frondosa Mycelium Polysaccharides in Diet-Streptozotocin-Induced Diabetic Rats Via Modulation on Oxidative Stress. Applied biochemistry and biotechnology, 187(1), 310–322. https://doi.org/10.1007/s12010-018-2803-6

25. Vetvicka, Vaclav y Jana Vetvickova. (2014). “Efectos inmunoestimulantes de los extractos de Maitake (Grifola frondosa) y Shiitake (Lentinula edodes).” Anales de medicina traslacional vol. 2,2 (2014): 14. doi:10.3978/j.issn.2305-5839.2014.01.05

26. Kodama, N., Murata, Y., Asakawa, A., Inui, A., Hayashi, M., Sakai, N. y Nanba, H. (2005). Maitake D-Fraction mejora los efectos antitumorales y reduce la inmunosupresión de la mitomicina-C en ratones portadores de tumores. Nutrición, 21 (5), 624-629.

Compartir esta publicación

×